divendres, 4 de juliol de 2008

I have a Dream (II)

Hoy soñé que la gente sabia de lo que hablaba, hoy soñé que los políticos dejaban de mentir para hablarle claro al pueblo, hoy soñé que los que nos critican lo hacen con razones y no con argumentos inconexos, hoy soñé que la cordura se extendía como una plaga ante la humanidad. Pero hoy soñé, que soñaba con imposibles.

La gente tiene sueños todos los días, tenemos sueños de trabajos mejores, de nuevas casas, de lujosos coches, de buenos amigos, de mundos mejores con mujeres u hombres nuevos. Hoy yo he tenido un sueño, un sueño que no buscaba lujos, un sueño que hablaba de sistemas, un sueño que ponía cara a la pobreza, un sueño que quería ser escuchado, un sueño que como un tranvía viejo y oxidado reclamaba su función en la historia. Un sueño que despierta conciencias.

Hoy vivimos en una época de desigualdades inconexas, hoy vivimos olvidados por nuestros gobernantes que miran con apatía hacia el futuro, que se avecina negro, mientras con las dos manos nos roban nuestro dinero. Pero seguimos arrastrándonos a sus pies, y creyendo en esta falsa democracia impuesta “por la gracia de dios”

Nos quieren vender que las crisis las forman los gobiernos y no los sistemas, para que como ovejas que sigue al pastor centremos nuestras criticas en la diana equivocada, de esta manera, consiguen que miremos para otro lado mientras los maletines de billetes van y vienen del lado del verdadero ladrón. Cuando las vigas están dañadas de nada sirve parchear, hay que derribar y construir un nuevo sistema.

Intentan de esta manera día a día dejar el camino libre de posibles agitadores de conciencias. Las crisis existen porque nuestros gobernantes las toleran, porque sus gestiones se centran en el pan para hoy y veremos que pasa mañana. Pero la culpa es nuestra al final somos nosotros mismos los que no queremos arriesgar nuestro “estado de bien estar” Nos han vendido nuestra felicidad, no han vendido algo que no se puede vender, algo que es nuestro, pero la hemos comprado gustosamente.

Ahora estamos viviendo bajo el influjo de una regulación económica dentro del sistema capitalista en el que vivimos, una regulación necesaria en los sistemas de libre mercado, en lo que se maneja más dinero del que existe. Las inflaciones, el PIB, el Salario mínimo interprofesional, los intereses, siempre van cada uno por su lado avanzando hacia el objetivo común hacer más rico al rico y más pobre al pobre.

Que pasa en el mundo para que nadie quiera ver que estamos haciéndolo todo al revés, que nos ponemos en contra del obrero y estamos al lado de la patronal. Que podemos hacer para despertar conciencias, que podemos conseguir, tendremos que esperar a que como en los viejos tiempos, las plazas se llenen de gritos de viandantes enardecidos, por los agujeros de sus bolsillos.

Contradicciones:
La tierra es rica y capaz de alimentar a todos los seres humanos, pero más de la mitad de la población mundial vive en el umbral de la pobreza (2$ día) de los cuales más de un tercio de la población mundial vive en la pobreza absoluta. (1$ al día).

Vivimos una crisis en el sector de la construcción pero a más de la mitad de los jóvenes se nos niega un derecho constitucional, no tener una vivienda digna en propiedad…

Aunque en tu salón tengas una tele de plasma, muebles de diseño, un BMW en la cochera, y tres consolas de última generación, si para conseguir todo eso tienes cuatro prestamos distintos, no te equivoques, eres un obrero, con el patológico síntoma de querer ser un nuevo rico…

La riqueza no se mide en la apariencia, la riqueza se mide en la calidad de vida… compañero, el préstamo de la boda, del bautizo, de las vacaciones, la tarjeta del corte ingles, dos tarjetas más de crédito, el préstamo del coche, de la moto, y de la casa. Te convierten en un esclavo del trabajo y del sistema, ¿merece la pena pagar más de 1000€ en letras?, Eso no es calidad de vida… Eso es querer aparentar más de lo que uno es.

En España todos somos clase media, media-alta… Esto es lo que nos han querido vender, reunifica tus deudas, tres mil euros en 24 horas, cómpratelo en cómodos plazos, podemos comprar cualquier cosa, pero deberíamos de plantearnos si nos compensa el precio al que lo estamos pagando…

Llevamos negociando subidas salariales desde la época de la revolución industrial, ¿no es hora de dejar de pedir lo que es nuestro?, ¿no es hora de abolir la figura de la patronal?, es justicia social que cada uno gane lo que se merece por su trabajo.

Seguiremos en la brecha únete, cuando creas que estás preparado, cuando tus objetivos sean honrados, chupópteros ya hay demasiados en el otro lado.

"El capitalismo se devora a sí mismo, cuando ya no quedan obreros a los que robar." Javier Martinez