divendres, 18 d’abril de 2008

Memoria Historica (I)

Este poema esta escrito por el tío de mi abuela. Un hombre entregado a la palabra, mi abuelo me cuenta que los mitin que daba se llenaba la plaza de sus compañeros obreros, que acudían a ver la predica de aquel tornero que pregonaba aquello de la dictadura del proletariado, que leia a Marx y a Engels.
Esto es mi pequeño homenaje.

Cansancio

¿Para que quieres que vaya?
Para ver cuatro espigas,
arrugadas y pegadas a la tierra.

Para ver los sarmientos ruines,
mustias y desnudas las cepas,
sin un grano de uva,
ni tampoco siquiera sombra de ella.

Para ver el barranco,
para ver la ladera, sin un matojo...
¡Para ver que arremeten peladas las peñas!

A mi no me queda ni un soplo de aliento,
ni una onza de fuerza, ni ganas de verme,
ni de que me evoques si quiera esa*.

No he de ir por mi gusto, si en cruz me lo ruegas,
por esa sendita por donde se fueron,
para no volver nunca tantas cosas buenas...
libertad, esperanza, amor... todo se fue por ella.

Por esa sendita se marcho aquel que murió en la guerra...
por esa sendita se fue la alegría,
por esa sendita vinieron las penas...
No te canses que yo me muero

Anda tu, si quieres,
que yo puede que nunca pise mas la senda,
ni puede que la pase, si no es que entre cuatro ya muerto me llevan...
Anda tu, si quieres, y déjame que duerma,
¡a ver si para siempre! ¡si no despertara!
Anda tu, si quieres, y déjame que duerma,
¡a ver si para siempre! ¡si no despertara!

*Esa se refiere a Ibi su pueblo natal, del que siente tanta añoranza que no quiere saber nada.

Fdo. Ramon Sanchis "El tio Pancho."

dimarts, 15 d’abril de 2008

Tú no quieres pasar hambre.

Tal vez muchos de vosotros detestéis cada palabra que sale de mi boca, por que tienen como rasgo el dolor henchido de las lagrimas de medio mundo, el dolor de un pueblo que por mucho que camina no avanza, un pueblo que mira intentando ver mas allá del polvo levantado por las continuas guerras, y parece no ver nada en el horizonte, que no sean los tanques de las naciones enemigas.

Los países a los que día a día occidente masacramos, sufren la mutilación, la humillación de ser extranjeros en su propia tierra invadida por soldados de sórdidas almas, y duras metralletas, que andan deseosos de encontrar mujeres a las que violar, y niños a los que reclutar.

Las piedras que un día fueron casas, hoy solo son montañas llenas de olvido, el alma de los que han muerto, de los mil veces vencidos en guerras que se alargan durante sufridas batallas, hace que no olvide que la gente muere. El fuego aéreo ha comenzado, la sirena de alarma que hiere mis tímpanos, hace la llamada a la tumba, para huir del asesino.

Tengo un hacha de cortar cabezas, bañada con los ríos de mí tinta y afilada con las letras de mí predica, el propagandista de sueños viajeros, de ideas nunca vencidas, quiero ser el terrorista del estado de consumo, quiero matar a todas las balas perdidas que matan a todo hijo de vecino, quiero construir un pasadizo de la sacristía al mismo infierno, quiero cavar todas las cunetas de los antiguos caminos, para buscar los rescoldos enterrados de aquellas primaveras del 31, pero solo encuentro otoños marchitos, fríos inviernos, que me dicen que la memoria se ha ido contigo.

Cuando seas capaz de observar que el que nos roba es el que nos oprimen, antes que en el compañero obrero que viene a buscar su pan, entonces comprenderás todo lo que digo, solo espero que para entonces no seas tan borrego, de seguir con los ojos pegados a la tele.

Sigamos manteniendo a la gente por sus secreciones reales, sigamos haciendo y manteniendo la guerra por intereses económicos, sigamos haciendo que el mundo muera de hambre, sigamos permitiendo la desigualdad, que yo me bajo del mundo a mirarlo desde aquí.

Javier Martinez Serra

dilluns, 14 d’abril de 2008

14 de Abril.

Sentimientos republicanos.

Hoy 14 de abril de 2008, una gran parte de la población celebramos nuestra fiesta. El conocido día de la republica, es un día de diversión de entusiasmo y de ver como crece día a día el sentimiento que anida en tu corazón, la tricolor.

Muchos de los que habitualmente me habláis, habéis reconocido y planteado una problemática peculiar cuanto menos y es la bandera, ese sentimiento hacia un trapo, si es verdad que es algo espinoso, pero si creo que todos lo sentís igual que yo, que una bandera deja de ser un trapo por lo que significa, una bandera es una bandera hasta que el que la mira ve algo mas.

Cuando yo veo la tricolor, veo la sangre derramada de miles de personas que siguen enterradas en cunetas, veo la libertad, veo toda la constitución del 31, veo una manera de vivir, veo un sueño, veo mi meta.

Por que cada día el sueño de la republica esta más cerca, por que cada dia somos más, por que cada día me siento más republicano.