dissabte, 6 de desembre de 2008

Iguales ante la ley

Desde hace apenas un mes, cuando comencé a imbuirme en el fascinante mundo del estudio de las leyes y la justicia en el Estado Español, ando dándole vueltas a algo que ya había pensado anteriormente pero que no le había dedicado mucho tiempo a analizar.

La audiencia nacional, desde mi punto de vista, posiblemente equivocado (o no).
Creo que en primer lugar la creación y el posterior mantenimiento de un tribunal de excepción en un estado que se hace llamar democrático, no tiene razón de existencia. Simplemente con que nuestros queridos y afamados jueces decidieran leerse la constitución y leyeran el Capítulo II Articulo 14> Los españoles son iguales ante la Ley, sin que pueda prevalecer discriminación alguna por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.< podrían deducir claramente que su trabajo y el órgano para el que trabajan es anticonstitucional

Nos encontramos con que la Audiencia nacional es poco mas que el -reality show- de papa estado, para crear a jueces estrella que se creen imbuidos por el espíritu de la justicia absoluta o absolutista (Perdonad mi despiste pero no se que es mas correcto), y pueden decidir, quien si y quien no, que delitos si y que delitos no, pueden o deber ser juzgados por un tribunal de excepción.

Se hace saber que entre los delitos mas comunes, de los que se hace cargo la audiencia se encuentran -determinados delitos contra la Corona o miembros de Gobiernos, delitos de crimen organizado como terrorismo, narcotráfico, falsificación de moneda, y de delitos cometidos fuera del territorio nacional cuando corresponda su enjuiciamiento a los Tribunales Españoles-

La constitución sirve para saltar a la comba, de la ley.

Si alguna vez os sentís tan aburridos que no sabéis que hacer o hastiados de nuestro querido papa estado, os invito a que os leáis la Constitución Española, el libro en si, no come, no es un gran libro con millones de paginas infumables, tiene una lectura bastante amena y de fácil comprensión para el común de los mortales.

Si además no contentos con la lectura de tan necesario texto que todos debiéramos de conocer, decidís cometer la osadía de leeros posteriormente la constitución legitima del 31, os daréis cuenta de la perdida de derechos a la que nos hemos visto sometidos los ciudadanos de lo que durante cuatro décadas se convirtió en el invento llamado España, una (plural), grande (federal) y libre (republicana).

Esa España de las profundidades del abismo durante el siglo XX, sigue aun impregnando las páginas de nuestra querida constitución, para muestra un escudo. http://www.educarm.es/templates/portal/images/ficheros/websDinamicas/282/secciones/849/contenidos/4054/constitucion_de_1978.jpg Como podéis observar el escudo oficial que la preside la actual constitución es el del águila.

Conclusiones
Nos encontramos ante una constitución temerosa de la herencia de los hijos del Paquismo, una constitución que es poco más que la figura del venerable pito del sereno, y tenemos unos órganos que administran justicia que podrían ser perfectamente el próximo gran hermano.

1 comentari:

Anònim ha dit...
Un administrador del blog ha eliminat aquest comentari.