dijous, 10 d’abril de 2008

La mujer del siglo XXI


Tu madre, tu hermana, tu novia, tu amiga, tu jefa.

Hoy quiero hablar de cómo veo a la “Mujer” y destaco mujer por que me refiero a lo que llamamos Super-mujeres capaces de llevar adelante la vida familiar y laboral muchas veces sin ningún tipo de ayuda externa, me refiero a las nuevas mujeres de nuestra sociedad. A las mujeres a las que se lo debemos todo, a la liberación de una gran parte de la conciencia machista que inundaba el estado.
Hoy en día una “mujer” es aquella que toma dos autobuses para ir a su trabajo y dos más para regresar. Que cuando llega a su casa, encuentra un cesto de ropa para lavar, los deberes de los niños para revisar y una familia hambrienta para alimentar.
Hoy en día una “mujer” es aquella jubilada que pasa horas parada haciendo cola en un banco para cobrar una pensión insultante.
Hoy en día una “mujer” es la empresaria que administra decenas de empleados de lunes a viernes y una familia todos los días de la semana.
Hoy en día una “mujer” es aquella que regresa del supermercado con varias bolsas después de haber comparado precios y hacer malabarismos con el presupuesto.
Hoy en día una “mujer” es aquella que se depila, se pone cremas, se maquilla, hace dieta, ejercicio, usa tacones y lencería, se arregla el pelo y se perfuma, sin tener ninguna invitación para ser portada de revista.
Hoy en día una “mujer” es aquella que lleva los hijos al colegio y los va a buscar, los lleva a las clases de natación y los va a buscar, los lleva a la cama, les cuenta historias, les da un beso y apaga la luz.
Hoy en día una “mujer” es aquella madre del adolescente que no duerme mientras éste no llega sano y salvo a casa y que bien temprano por la mañana ya está levantada, calentando la leche y haciendo el café.
Hoy en día una “mujer” es la que harta de soportar la esclavitud en su casa, se revela, grita y denuncia.
Hoy en día una “mujer” es la que dice que no aguantara que su marido le pegue por segunda vez, o que su jefe intente echarle los trastos para llevársela a la cama
La mujer aun sigue cobrando mucho menos que un hombre, por el mismo trabajo.
La mujer aun sigue ocupando menos puestos directivos que el hombre.
La mujer aun sigue sufriendo en la mayoría de los casos las tareas de la casa sola.
La mujer que se acuesta con diez en un mes es una puta y el hombre que hace lo mismo no es un putero.

Por que mañana nada de esto sea igual.

POR LA IGUALDAD. CONCIENCIATE-CONCIENCIALAS

Dedicado a todas las mujeres que han hecho posible el cambio en la vida, a lo largo de todos los tiempos, dedicado a todas las que han muerto por culpa de la violencia sexista.
Javier Martinez